20 ideas para comenzar tu crianza musical 💛

848

La crianza musical y la estimulación musical temprana para una infancia feliz

La música tiene un lugar muy importante en nuestra familia ¿Y en la tuya?

En mi casa la música forma parte de nuestro día a día. Benjamin y yo no concebimos la vida sin música.

Evidentemente mi hija Juliana, vive rodeada de música y de estímulos sonoros, porque sin haberle dado nombre, ya considerábamos que para su crecimiento era fundamental una estimulación musical temprana.

Desde que estaba creciendo en mi interior, la música ya formaba parte de su desarrollo y después, en su primer año, me inspiré en mis sentimientos por ella, para componerle sus propias canciones.

Juliana tiene el ritmo metido en el cuerpo, le fascina el ballet y la música en movimiento. Encuentra música en todo lo que le rodea: el tin tin de las gotas de lluvia, en la lavadora dando vueltas, en el viento ululando en la terraza…

El mundo de Juliana está lleno de música, tiene sus canciones favoritas y desarrolla sus rutinas a través del ritmo.

Por eso consideramos que nuestra forma de criarla tiene mucho, o todo, de Crianza Musical ¿Habías escuchado antes ese término? Comienza por los juegos musicales descargables 👇

Los beneficios de la música en la infancia

La música tiene beneficios para grandes y pequeños, pero en la Infancia, a través de la estimulación temprana, podemos fortalecer especialmente algunas áreas de su desarrollo:

  • La música favorece la relajación y el control emocional, así como una mejora en el estado del estado de ánimo ¡Utilízala con sabiduría y respetando los ritmos y gustos de tu peque!
  • Por eso en la misma línea, podemos aprovecharla en momentos difíciles para aliviar los efectos del dolor, que en bebés puede ser una herramienta muy interesante.
  • Si hay algo que nos encanta a Benjamin y a mí, es que la música favorece la autoestima, porque potencia la seguridad en sí mismos.
  • Mejora de la actitud hacia las rutinas, asociándolas a melodías y al juego.
  • Motiva el movimiento, la coordinación y el ritmo e incluso el sentido espacial.
  • Además, estimula la creatividad ¡Ya lo comprobarás!
  • Y Fortalece vínculos sociales y emocionales.
  • Más vinculado al aprendizaje, puedes encontrar beneficios en la estimulación del lenguaje y la lectoescritura, la comprensión matemática y los razonamientos complejos, mejora la memoria, la atención y la concentración.

¿Te animas con la crianza musical?

Puede que también te interese leer: Cómo introducir la Música en la Escuela

En qué consiste una crianza musical

Para criar y educar a tus hijos a través de la música y los sonidos, puedes comenzar con una estimulación musical temprana.

Para que este tipo de crianza de sus frutos debe de basarse en el respeto, por lo que tenemos que tener en cuenta que no todas las personas reaccionan del mismo modo a la música o a los mismos estilos musicales y no todos los momentos son adecuados para los mismos estímulos.

Así que, como en el resto de la crianza de nuestros pequeños utilicemos la música de forma respetuosa para establecer con ella vínculos emocionales positivos ¿Comenzamos?

1. Construye su imaginario sonoro emocional.

Nuestro instrumento más importante es la voz, así que, desde el principio, cuando tu bebé aún esté dentro de ti, no dudes en hablarle y cántale al ritmo de la música y de su nombre.

La reverberación de tu voz dentro de tu cuerpo le conectará contigo, antes incluso de ver tu cara o sentir tus manos o tus besos. Cuando nazca, tu voz, su ritmo y las melodías que hayas utilizado le reconfortarán.

Escucha compartida y juego musical para tu crianza

2.Entrena sus oídos.

El mundo es sonido y en cada espacio que habitamos tenemos al alcance todo un paisaje sonoro.

Fuera de nuestros paisajes sonoros, existen otros con los que tenemos menos relación o con los que conectamos menos, pero que pueden ser muy útiles para entrenar los oídos de los peques.

Contar con un banco de sonidos te ayudará a crear juegos y diversión para tu peque y entrenará sus para que pueda disfrutar de la música y de otros sonidos complejos, como otros idiomas como el francés, en el futuro.

3.Diseña tu fonoteca.

Hoy día tenemos la suerte de acceder a contenidos musicales de forma sencilla.

Puedes ir explorando con tu peque y haciendo listas de canciones o melodías para diferentes momentos del día.

Proyectos como el nuestro pueden convertirse en un regalo ideal para niños de 0 a 6 y comenzar a dar forma a su propio universo musical.

4.Practica la escucha compartida.

Al igual que la lectura compartida, la escucha compartida es fundamental para descubrir emociones, sonidos y herramientas de aprendizaje.

Conocer lo que la música provoca en tu peque o descubrir qué le estimula más o qué sonidos no comprende o le son ajenos, te ayudará a encontrar la forma de que conecte mejor con el mundo musical o sonoro.

Además, la música crea vínculos emocionales de los que seguro que querrás formar parte.

5. Diseña tu biblioteca sonora.

La música y la literatura son uña y carne, así que puede ser de gran utilidad crear una biblioteca con libros que introduzcan temas musicales en la vida de tus hijos.

Existe una gran variedad de cuentos inspirados en el mundo de la música que podrán seros de utilidad y que iré compartiendo con vosotros.

6. Crea un espacio musical y sonoro.

Contar con un cesto, mesa o panel de instrumentos musicales para experimentar con la música es de gran utilidad para jugar con los peques de forma sencilla.

La percusión, la cuerda y el aire, son sencillos de manejar y les emociona enormemente crear su propia música a cualquier edad.

Puedes introducir instrumentos variados:

  • De aire, como una armónica o una flauta que además de experimentar, le ayudarán a ejercitar los músculos responsables del habla.
  • Introducir la percusión para mí es la parte más sencilla, porque todos los peques gustan de golpear superficies para escuchar los sonidos que provocan, pero un cajón de percusión, un tambor, un par de bongos, una pandereta, maracas o un triángulo, son perfectos.
  • Con una pequeña guitarra, cítara o arpa, a la que colocar unas cuerdas de verdad para mejorar el sonido, tu peque alucinará.

Os iré hablando de distintos instrumentos que podréis introducir en su espacio sonoro y que son accesibles económicamente, porque a mí personalmente, me gustan los instrumentos que son o al menos, parecen de verdad.

Por experiencia sé que el plástico y los colores llamativos, suele gustarles al principio, pero dan una apariencia de juguete que a los peques les acaba defraudando, porque «no son como los de los mayores» y tampoco suenan igual.

Por eso es mejor optar por instrumentos cuyo sonido es más real y armónico.

Crea un espacio sonoro para tu crianza musical

7. Juegos y juguetes musicales.

No soy especialmente fan de los juegos y juguetes que hacen ruido y sonidos, solo por hacer, porque creo que acaban sobreestimulando a los peques y a los padres nos acaban dando dolor de cabeza.

Pero hay algunos elementos que me encantan, como las cajas de música, los móviles de campanillas, las marionetas musicales de cascabeles, los sonajeros o los árboles musicales estilo Montessori que producen sonidos armónicos, que relajan y pueden ser accionados por los niños de forma voluntaria.

También existen algunos juegos sonoros que nos ofrecen el reconocimiento de sonidos como el clásico Simón o libros que incluyen sonidos o fragmentos de música.

Para peques más grandes que quieren iniciarse en el lenguaje musical, puedes encontrar materiales manipulativos relacionados con la música, basados en la metodología Montessori o incluso juegos de mesa musicales.

8. Crea un espacio musical creativo.

Aunque tenga un espacio para sus instrumentos, sus juegos y juguetes sonoros, no hay nada mejor que, de vez en cuando, plantear una actividad DIY.

Me encanta crear nuestros propios instrumentos para contribuir al reciclaje o la reutilización de residuos e incluso hacer sentirles sentir útiles en su vida práctica.

Son sencillos y nos ofrecen otras posibilidades de experimentar con sonidos diferentes de objetos cotidianos, así que disfruta junto a tu peque y crea tus propios instrumentos y manualidades relacionadas con el mundo de la música y los sonidos.

¿Has probado a hacer un circuito o panel musical? A mí me encantan ¿Se te ocurre qué materiales utilizar?

  • Tubos de fontanería,
  • Tapaderas de sartenes, cazuelas y cucharones
  • Cubos, palanganas o tuppers, cajas de madera o metálicas
  • Serruchos, martillos
  • Cadenas tintineantes
  • Tablas de lavar
  • Botellas de plástico y de cristal, con o sin agua

Todo un mundo para experimentar de forma sonora y volvernos locos con el ritmo. Y, por qué no, crear nuestra propia música experimental.

9. Experimentos sonoros.

La música nos permite realizar muchos experimentos sonoros por que la música es pura ciencia, así que ¿por qué no experimentar con ella?

Podemos descubrir cómo se transmite el sonido con un teléfono hecho con vasos o incluso verlo dentro de un cubo en las ondas que genera en el agua.

  • Los globos son geniales para crear membranas que reverberen y amplifiquen el sonido, por ejemplo, utilizándolas como superficie de un pequeño tambor y haciendo botar el azúcar al ritmo de la música.
  • También puedes meter objetos dentro de un globo hinchado y hacerlos moverse y girar en su interior, porque cada material y cada forma suena diferente y dependiendo de la forma de mover el globo, también ¡Los peques alucinan!
  • Pueden ser garbanzos, tuercas, lentejas, canicas… echa mano de la imaginación y vete probando.

¿Conoces más experimentos? Cuéntame. Yo te iré haciendo más sugerencias en nuestras redes sociales.

Experimentos sonoros

10. Dar importancia al mundo sonoro.

A veces no damos importancia al sonido, a nuestra capacidad de escuchar o emitir sonidos.

Así que, para poder apreciar su importancia, podemos trabajar el sonido a través de los silencios.

Momentos de relajación, momentos de silencio. Momentos carentes de estimulación sonora para poder escuchar el silencio.

También puede ser interesante contar con tampones de oídos o unos cascos para amortiguar sonidos, de manera que podamos experimentar cómo escuchan o NO escuchan el mundo las personas que carecen de este sentido y cómo es su relación con el mundo.

11. Utiliza herramientas digitales que amplíen tus opciones.

Hoy día tenemos muchas apps para niños que nos pueden echar una mano para experimentar con la música, tocar el piano, tener a mano un banco de sonidos o poder llevar la música de nuestros hijos a cualquier parte.

Aunque Benjamin y yo, pensamos que las pantallas deben reducirse al máximo para una vida y juego saludable, también creemos que hay que aprovechar la tecnología con la que contamos, siempre que se haga de forma consciente.

Las opciones digitales son una gran herramienta para introducir el mundo sonoro y musical en la vida de nuestros peques y que los acompañe, entretenga, divierta y enseñe a partes iguales y en cualquier lugar.

Apps musicales para niños como complemento a tu crianza musical

12. El juego tradicional está lleno de música.

Todos los juegos que impliquen música, ritmo, sonido o canto pueden servirte, pero sin ir más lejos, los juegos infantiles tradicionales suelen ir acompañados de alguna canción ¿Los recuerdas?

Saltar a la comba, jugar con la goma, las palmas, la trompa, la gallinita ciega, el juego de las sillas, la pita, el corro de las patatas, Antón pirulero… ¿Te sabes alguna?

“Antón, Antón, Antón pirulero, cada cual, cada cual, que atienda su juego y el que no lo atienda pagará una prenda…”

13. Música y movimiento.

La música implica movimiento y siempre ha estado ligada al baile. A nadie se le quedan quietos los pies cuando suena la música ¿Verdad? Jajaja.

Ofrécele elementos que le impulsen a moverse al ritmo de la música: pañuelos, telas, cintas…

14. Música y lectura.

La lectura y el lenguaje son música y ritmo a partes iguales.

Practicar la lectura haciendo hincapié en el ritmo del lenguaje o acompañar la lectura con música que exprese el desarrollo de la historia o diseñar entre los dos lecturas teatralizadas para ofrecer a los abuelos, seguro que os encanta.

15. Música y cine.

Si sueles ver películas junto a tu peque, recuerda la importancia que tiene la banda sonora de las películas para marcar el desarrollo de la historia, los ritmos y las emociones.

Viendo con tu peque la película podéis jugar a reconocer emociones como el miedo o el amor, los malos se identifican por un tipo de música y los buenos con otro, la valentía o el desencanto se pueden sentir al ritmo de la música.

Por supuesto, nada mejor que aprenderos las canciones y cantar a toda potencia con vuestro personaje favorito, para abordar la película desde una perspectiva musical.

A mí me encanta “Brave” y cantar con Mérida me hace sentirme poderosa. ¿Y a ti?

16. Reserva un rato diario para crear música.

No importa que no sepas leer música o tocar un instrumento porque la música y el ritmo están dentro de vosotros, así que dad rienda suelta a vuestro instinto, suene como suene. Lo importante no es el resultado sino el proceso.

17. Talleres familiares musicales y sonoros.

Me encantan los talleres y encuentros familiares donde está implicada la música. Tanto si implican movimiento, como si se trata de experimentar con la voz, con el ritmo o con instrumentos musicales, siempre son un acierto.

De vez en cuando nos apuntamos a algún taller para disfrutar y aprender en familia nuevas técnicas de estimulación musical temprana y disfrutamos como niños en familia y con otras familias que se interesan como nosotros por la crianza musical.

En el último al que asistimos, tratamos de descubrir sonidos nuevos, nuevos instrumentos que no conocíamos.

Con mi peque sobre las rodillas y escuchando el ritmo de la música que yo iba marcando con mi cuerpo y mi mano marcando el ritmo sobre su pierna, conseguíamos transmitirle un movimiento armónico y rítmico que nos hacía movernos como uno solo.

Para finalizar los peques jugaron con los instrumentos y los manosearon, los tocaron y disfrutaron a tope con los sonidos que producían.

18. Música para las rutinas.

Si te inventas canciones para las rutinas será más sencillo convertirlas en un juego y transformarlas en acciones emocionalmente positivas, como levantarse, recoger, hacerles partícipes de paso del tiempo…

“Ha llegado el viernes, el viernes ha llegado, nos vamos a casa y …”

“Recogemos, recogemos todos juntos, para la habitación hay que limpiar y mañana volver de nuevo a jugar…”

19. Planes en familia.

Si disfrutas de las actividades en familia, no te puedes perder algunos de las experiencias sonoras y musicales más interesantes.

Puedes llevar a tu peque a ver museos de la ciencia, siempre hay alguna experiencia sonora, museos de la música, museos donde tengan instrumentos musicales antiguos o juguetes especiales, autómatas, cajas de música.

A veces parece que cuando son muy pequeños, no podemos llevarlos a muchos sitios, pero hay conciertos, ballets, marionetas, musicales y teatros, que están especialmente diseñados para que los más pequeños disfruten y se acerquen al mundo de la música.

Os iré ofreciendo algunas opciones de agenda y planes en familia para hacer con vuestros peques en mis redes sociales.

20. La música y los abuelos.

La familia extendida, nuestra tribu familiar, también puede contribuir a la crianza musical de tus peques.

Es increíble lo rápido que pueden perderse algunas canciones, poesías o refranes en un par de generaciones.

Así que, abuelos, si aún no se os ha ocurrido compartir esos conocimientos con vuestros hijos o vuestros nietos es hora de contribuir a su experiencia sonora.

¿Qué te ha parecido el post? ¿Crees que me he dejado algo? Cuéntame cómo introduces la música en la vida de tu peque y si crees que es interesante introducir herramientas para una crianza musical en vuestro día a día.

Hazte con tu DESCARGABLE y déjate llevar por el ritmo.

Disfruta en familia del juego musical y el despertar de su mundo sonoro con solo un click.

Loading...

🎼Hazte con todos los ðŸ”»ðŸ”»ðŸ”» DESCARGABLES  ðŸ”»ðŸ”»ðŸ”» y el Banco de Sonidos en la App GRATUITA Poronponpon Music en Google Play o App Store, para jugar 🎧 con tu peque al ritmo de la música y enriquecer su universo sonoro con este regalo incomparable 🎵 ¡A tu peque le encantarán!